domingo, 24 de mayo de 2009

Década 1960 – 1970



Postgrado en Educación: Mención Informática y Diseño Instruccional
ULA-MEIDI



Geison Rodríguez, Laura Otaiza y Solange Zambrano
Teoría y Práctica del Diseño Instruccional I
Mayo de 2009

ACONTECIMIENTOS HISTÓRICOS QUE ACOMPAÑARON EL TRANSCURSO DE LA EVOLUCIÓN DEL DISEÑO INSTRUCCIONAL 1960-1970


Es importante resaltar que cada época en sus líneas de tiempo, muestran aspectos y hechos trascendentales que revolucionaron el estilo de vida de las sociedades. La década de 1960 constituyó una de estas épocas de crucial importancia en la historia del mundo, teniendo una influencia larga y profunda en la evolución de múltiples aspectos que van desde lo social pasando por la industria hasta los ámbitos comunicacionales, de la humanidad. Los cambios que se produjeron, están estrechamente relacionados con una revolución cultural, que contribuyó a crear nueva visión en la cual el mundo está centrado no solo en ideas sino en la experiencia. Produciendo la transformación y permeabilización de la sociedad de forma sustancial en sus comportamientos, en un plazo corto de tiempo, por causa del sistema empresarial y la ética del beneficio.

La década de 1960 constituyó un hito para la historia contemporánea de la humanidad, sin dudas un punto de partida para la tecnología educativa y el diseño instruccional como aspectos esenciales dentro de la planeación de las perspectivas de los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Considerablemente, en este espacio y tiempo, se marcaron diferentes tendencias que no sólo han contribuido al desarrollo y evolución social, tales como la informática, la sociedad del consumo, la televisión, el primer computador IBM 360, entre otros; sino también que han marcado una nueva capacidad de enfrentarse a la realidad como por ejemplo: acontecimientos políticos, sociales, económicos, científico y religiosos, evidenciados desde el mayo francés, pasando por los hippies y la lucha ecológica, la guerra fría, la igualdad jurídica de los negros, la revolución sexual, los movimientos guerrilleros en Latinoamérica y las luchas independentistas africanas, la figura excesivamente paternal de Eisenhower en Estados Unidos, el pontificado de Juan XXIII, el Concilio Vaticano II, provocando reformas en la Iglesia Católica, el final de la IV República francesa, hasta la avanzada comunista mundial en Vietnam, la revolución de Cuba y la construcción del Muro de Berlín.
Asimismo, hicieron mella hechos relevantes como la muerte de John F. Kennedy asesinado en un atentado, la misión Apolo XI que lleva por primera vez al ser humano a la Luna. Dando como resultado el surgimiento de los países que hoy se conocen como tercermundistas. Resaltando también diferentes personajes que marcaron la década como: The Beatles, Fidel Castro, Richard Nixon, Ernesto Che Guevara, Rómulo Betancourt, Los Rolling Stones, Elvis Presley, Nikita Jruschov, Sofia Loren, Marilyn Monroe, John Lennon, Neil Armstrong, Martin Luther King…

Todos estos aspectos y personajes, también formaron parte del desarrollo evolutivo de las tecnologías educativas pues fueron partícipes en la apertura a nuevas concepciones de instrucción, identificadas inicialmente con los medios y luego con las investigaciones sobre análisis y modificación de la conducta, hacia un proceso sistemático, global y de coordinación de variables desde quienes trabajan el campo de la teoría de la educación con especial insistencia en los elementos cibernéticos del proceso.

ASPECTOS DESTACADOS EN LA HISTORIA DEL DISEÑO INSTRUCCIONAL 1960-1970

La necesidad de un enfoque sistemático fue producto de eventos anteriores, como la segunda Guerra Mundial, con la incorporación de diseños de estrategias de instrucción que permitieron el fortalecimiento de la formulación de objetivos conductuales, abriendo paso a los 60, para la introducción del concepto de "instrucción" junto con el diseño y desarrollo de la misma. Aproximadamente en el mismo tiempo, surgió la propuesta sobre la construcción de objetivos de rendimiento, la aparición del enfoque sistémico y los hallazgos de la psicología educativa se convirtieron en una serie de esfuerzos enfocados en: los objetivos de conducta, las máquinas de enseñar, la instrucción programada y la instrucción personalizada. En todos ellos estuvo presente, de alguna manera, un proceso de organización sistemática de componentes de naturaleza instruccional con base en los logros predeterminados; lo cual de alguna manera comenzó a moldear el concepto de Diseño de Instrucción.

El diseño instruccional fue conocido ampliamente, como un aspecto esencial dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje, durante las décadas del 60 y 70. En el ámbito de la psicología, la corriente que lo llevó a introducirse en el ámbito educativo fue el enfoque conductista, que destacó la organización de programas cuidadosamente estructurados y presentados de forma secuencial para estimular el cambio de respuestas en los estudiantes, utilizando los principios de repetición y refuerzo de la conducta. Para esta década Gagné presenta un modelo de diseño sistemático y lineal que se orientaba bajo los principios conductistas o neoconductistas del aprendizaje pero que más tarde pasó a constituirse en un enfoque más cognitivo.

Sin duda, es importante resaltar a una gran variedad de pioneros que trataron de cambiar el paradigma con sus aportes e ingenio en relación al diseño instruccional, debutando a inicios de la década (entre 1960-1961) el señor Gordon Pask, entra en el ámbito de la enseñanza y aprendizaje con una proyección de lograr la interacción alumno – máquina, permitiendo que puedan entenderse y comunicarse, por medio de la “Instrucción Programada” e “Instrucción Asistida por Ordenador” (CIA). Gordon estableció su trabajo estructurando los objetivos en función del aprendizaje además de apuntar a la instrucción individualizada bajo un enfoque conductista.

Para este mismo período, otro hito de gran importancia se hace visible de la mano de Ted Nelson, mostrando una oleada que revolucionó en términos de forjar un documento global y único para establecer un conocimiento existente o, mejor dicho, información en forma de hipertexto, formando el proyecto Xanadu.

La sociedad de esta década estaba pasando por una inquietud preocupante de conflictos militares, por lo que es resaltante el desarrollo de los sistemas de instrucción de capacitación militar, bajo el enfoque conductista basándose en la descripción de respuestas específicas manifestadas en términos de conductas observables y medibles.

Por otra parte, la apertura de la década proyecta una serie de aportes que continuaron el trayecto evolutivo del diseño instruccional, evidenciado con la aparición de las Tarjetas Hollerith que fueron el principal medio para ingresar información e instrucciones a un computador, también fortaleciendo el ámbito económico y educacional, con el empleó del Lenguaje COBOL (Lenguaje común orientado a negocios), cuyo objetivo fue crear un lenguaje de programación universal que pudiera ser usado en cualquier computador y que estuviera orientado principalmente a los negocios, es decir, a la llamada informática de gestión.
Además, en términos de educación se desarrollaron productos audiovisuales, desde sus formas más esquemáticas (transparencias, diapositivas) hasta el video educativo, como materiales de soporte de los procesos de aprendizaje. Por lo que se puede observar fue una apertura de innovación de gran importancia para el desarrollo instruccional, la gestión de negocios y la educación.

En el período de 1962 las nuevas tendencias de la época estuvieron enmarcadas en los aportes y propuestas teóricas de Robert Glaser, Robert Mager y Robert Gagné.
Así, Glaser emplea el término de instrucción, dando nuevos cimientos al ámbito de la evaluación y la planificación educativa, además promocionó la labor relativa a la instrucción prescrita individualmente (IPI), proponiendo un enfoque según el cual los resultados obtenidos por un alumno en una prueba, pueden utilizarse para planificar el aprendizaje específico de instrucción. Con esta nueva visión se estructuró un acercamiento al sistema de enseñanza compuesto por: objetivos de instrucción (sistema de objetivos), introducción de la conducta (sistema de entrada), procedimientos de instrucción (gestor de la red) y evaluación del rendimiento (salida de monitor). Todo este conjuntos de mediciones no sólo se realizaron para las pruebas de los alumnos, sino también para sustentar el funcionamiento del sistema.
Por otra parte, Robert Mager planteó la construcción de objetivos de rendimiento y mostró las condiciones o limitaciones en las que se debe llevar a cabo los comportamientos, y los criterios con que se mide la conducta del estudiante, para planificar el aprendizaje específico. Mientras que Robert Gagné se revela con la publicación de “Formación o adiestramiento militar y los principios de aprendizaje”, exhibiendo un modelo de diseño sistemático y lineal que se orientaba bajo los principios conductistas y neoconductistas del aprendizaje, dirigiendo gran parte de su atención hacia las implicaciones del diseño de enseñanza en la formación educativa. Incorporando además, nueve eventos de instrucción utilizados para el diseño instruccional y la selección de los medios de comunicación como aspecto fundamental en la planificación.

Para 1963, sigue la inclinación hacia la búsqueda de los mejores recursos tecnológicos que respalden los procesos de enseñanza en los sistemas educativos y la apertura de nuevas tendencias instruccionales. Un gran evento se presenta para esta época a partir de la alianza de IBM con el Instituto de Estudios de Matemáticas en las Ciencias Sociales (IMSSS) de la Universidad de Stanford dirigida por Patrick Suppes, para desarrollar el primer plan de estudios para Instrucción Asistida por Computador (CAI) a nivel de la escuela primaria que se llevó a cabo a gran escala en las escuelas de California y Mississippi.

Es durante los años 60 que tiene lugar el crecimiento significativo de CAI, cuando se asignan fondos federales para la investigación y el desarrollo de la educación y los laboratorios industriales. Con esto, el gobierno de los E.U. buscaba encontrar los posibles efectos que generaría la instrucción asistida por computadora. Como resultado surgieron dos compañías; Control Data Corporation y Mitre Corporation. Estas empresas propusieron y desarrollaron los proyectos PLATO y TICCIT respectivamente. Este programa de gran relevancia para el ámbito educativo permitió la utilización del sistema computarizado con ejercicios y prácticas de lecciones, en un intento de aumentar los niveles de habilidad de los niños en lectura y matemática.
Pareciera que en este segmento de la época se hacen más visibles los nuevos aportes en el sistema escolar, tales como la Instrucción Prescrita Individualmente (plan Keller), el Programa de Aprendizaje de Acuerdo a las Necesidades y la Educación Guiada Individualmente que propugnaron modelos de instrucción individualizada en los E.U.

El “Plan Keller” se utilizó en los colegios y universidades de forma individual, el cual estuvo orientado al dominio del aprendizaje, a través de sesiones y demostraciones motivacionales más que basado en la información crítica. El material era continuamente evaluado y actualizado para ajustarlo a las necesidades y los objetivos conductuales esperados.

Bajo este entorno y de la mano de John Kemmey y Thomas Kurtz, surge el lenguaje Fortran, en la Universidad de Dartmouth, dirigido a que todos los estudiantes aprendieran a manejar los ordenadores, de este modo se empezó a trabajar en “tiempo compartido” o empleo de terminales, usando un ordenador General Electric.

En este despliegue tecnológico e instruccional, por parte de las universidades, también la Universidad de Pittsburgh a mediados de 1964 se incorporó a las tendencias instruccionales mediante la articulación de los componentes de los sistemas de instrucción y el sistema de reconocimiento de sus propiedades mediante la implementación del modelo de Instrucción Prescrita Individualmente desarrollada por el “Centro para la Investigación y Desarrollo del Aprendizaje”, caracterizada por la inclusión de unidades preparadas, objetivos conductistas, secuencias instruccionales planeadas que se utilizaban para lectura, matemáticas y ciencia; pre y post-pruebas. Además, el material era continuamente evaluado y actualizado para ajustarlo a las necesidades de los objetivos conductuales esperados.

En el transcurso de 1964 a 1966 hace nuevamente aparición Gagné al publicar su obra “Las Condiciones de Aprendizaje”, en la cual elaboró el análisis de los objetivos de aprendizaje realizando distintas clasificaciones de ellos para los diseños de instrucción, introduciendo la idea de la tarea de análisis de diseño instruccional para dividir las tareas en subtareas.

Otro aporte significativo para este período, fue el establecimiento de dos programas educativos desarrollados por educadores. El primero, la Instrucción Administrada por Computadora (CMI de Inglés Computer Managed Instruction) y el segundo la Instrucción Auxiliada por Computadora (CAI por sus siglas en inglés, Computer Aided Instruction); respaldadas por la conexión de una computadora en Massachusetts con otra en California a través de una línea telefónica, conjuntamente con la formación de dos programas en tecnología de sistema educacional: uno en la Universidad de Syracuse y el otro, en el Chapman College mediante el programa de becas para profesores con experiencia.

La apertura de 1967 fue importante al contar con Computer Curriculum Corporation (CCC) dirigido al mercado de los materiales desarrollados a través de la colaboración de IBM, coordinado por Jon C. Flanagan. Otros personajes que hicieron sus aportes en este período fueron Corrigan y Kaufman, quienes se encargaron de la operación PEP enfocado en las formulaciones de aplicaciones del análisis y síntesis de sistemas en la educación.

También, Scriven y Stake, forman parte de estos nuevos eventos. Pues el primero propone considerar antes que la evaluación de los objetivos, la evaluación de las necesidades, las cuales deben tomar en cuenta el entorno social e institucional, además de las prioridades del educando. Mientras que el segundo plantea una evaluación orientada a la naturaleza compleja y dinámica de la educación.

En 1968 Norman Crowder, quien consideraba que los errores en las respuestas, podrían ser útiles, representó otro aporte importante dentro del ámbito educativo; al proponer que en la programación ramificada se produjera la retroalimentación como forma de considerar las diferencias en la preparación previa de los estudiantes. Norman, encaminado con los aportes de principios de la década introdujo el enfoque de la enseñanza mediante juegos en los cuales la máquina interactuaba con los usuarios, adaptándose a las entradas y respuestas introducidas por éste. Aunado a ello, en este año, Gagné publicó “Aprendizajes de las Jerarquías” donde llegó a la conclusión de que la teoría de instrucción debe abordar los factores específicos que contribuyen al aprendizaje de habilidades complejas.

Para 1969, se proyecta la visión de programación dentro del aula de clase introducida por Niklaus Wirth, al desarrollar el lenguaje de programación Pascal, con el objetivo de crear un lenguaje que facilitara el aprendizaje de la programación a sus alumnos.

Sin duda, esta década se caracterizó por una gran variedad de aportes que no solamente dieron sustento a la consolidación evolutiva del diseño instrucción, sino que trajo consigo, un entorno intercultural entre el contacto directo alumno - máquina, respaldando, fortaleciendo y dando proyecciones positivas a nuevas tendencias educativas bajo nuevos parámetros de instrucción que consideran la informática como herramienta de enseñanza y aprendizaje.

El período de 1960 a 1969 albergó los hechos y autores que impulsaron el giro de la instrucción hacia la enseñanza centrada en el individuo y que considera como aspecto primordial la asistencia y orientación mediante herramientas tecnológicas de comunicación como las computadoras.


BIBLIOGRAFÍA


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada